ApS en la Universidad Autonoma de Madrid

Curso de Aprendizaje-Servicio (Service -Learning Course)
La Facultad de Formación de Profesorado y Educación propone el Curso de Aprendizaje-Servicio como metodología que mejora los aprendizajes y contribuye al desarrollo de valores de ciudadanía activa y responsabilidad social. Este aprendizaje experiencial acerca a los estudiantes a contextos reales y les permite aplicar conocimientos a la vez que proporciona oportunidades para realizar nuevos aprendizajes que difícilmente se podrían hacer a través de una formación de carácter teórico.

El curso tiene un carácter eminentemente práctico. Está encaminado a la formación sobre el Aprendizaje-Servicio y a la realización de proyectos de Aprendizaje-Servicio. Los estudiantes recibirán formación teórica sobre la técnica, la planificación de los proyectos, la reflexión y evaluación, y la difusión de la experiencia. Además realizarán actividades de servicio a la comunidad.

El Aprendizaje-Servicio (ApS) es una propuesta didáctica que integra el servicio a la comunidad con la enseñanza y la reflexión para enriquecer la experiencia de aprendizaje, enseñar responsabilidad cívica y fortalecer las comunidades. La reflexión y la reciprocidad son conceptos clave en el ApS. El aprendizaje-servicio combina objetivos de servicio con objetivos de aprendizaje, con la intención de que la actividad cambie a quien recibe y a quien da el servicio. Esta técnica es conocida en inglés como Community Service Learning, Community Based Learning o Service Learning.

Se trata de contribuir al esfuerzo por aumentar el compromiso de los ciudadanos de cualquier edad con el servicio a la comunidad a la vez que se desarrollan casi todas las competencias transversales o genéricas definidas por el Espacio Europeo de Educación Superior. Aunque el ApS es una práctica reconocida en países anglosajones y latinoamericanos, se va implantando paulatinamente en España, pero todavía son escasas las experiencias realizadas.

Cómo afecta el ApS al aprendizaje:

Facilita el aprendizaje a través de la participación activa en experiencias de servicio.
Proporciona a los estudiantes un tiempo estructurado para reflexionar pensando, debatiendo y escribiendo acerca de su experiencia.
Proporciona a los estudiantes la oportunidad de transferir habilidades y conocimientos a situaciones reales.
Extiende el aprendizaje más allá del aula, a la comunidad.
Desarrolla un sentido de ayuda a los demás.

Características del ApS:

Está ligado al currículum académico.
Involucra a gente joven en la ayuda para definir y afrontar las necesidades reales de la comunidad.
El beneficio es recíproco. Beneficia a la comunidad y a quienes dan el servicio al combinar una experiencia de servicio con una experiencia de aprendizaje.
Se puede usar en cualquier asignatura, siempre y cuando sea apropiado para los objetivos de aprendizaje.
Funciona en todas las edades, incluso con niños pequeños.